todo lo que debes saber

la endodoncia o el tratamiento de conductas es un procedimiento bucodental conocido popularmente como «matar el nervio» que a menudo se utiliza cuando aparece en un diente una infección grave. Pero, ¿qué es realmente una endodoncia? «Consiste en la eliminación del tejido pulpar (nervio), Así como en la desinfección y posterior sellado tridimensional del sistema de conductos que recorren las raíces de los dientes, desde su extremo (ápice) hasta la cámara pulpar «, explica Óscar Castro Reino, presidente de la Consejo General de Dentistas (CGD).

La pulpa que está dentro de los dientes contiene vasos sanguíneos, nervios y tejido conectivo que alimenta el diente durante su formación. No obstante, cuando la pieza dental llega a la madurez puede sobrevivir sin esta pulpa.

En cuanto al sellado después de la endodoncia, David Rubio Flores, vicepresidente del Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de la I Región (cocemos), Apunta que se realiza «con un material impermeable que prevenga la filtración de bacterias hacia el tejido que rodea las puntas de las raíces de un diente».

Y, ¿Cuando es necesario realizar una endodoncia? En líneas generales, ambos expertos coinciden en que este tratamiento está indicado en los casos en que hay una inflamación irreversible o necrosis del tejido pulpar. Esta situación se puede producir por diferentes razones como, por ejemplo, caries profundas, traumatismos o fracturas dentales. «A veces se asocia con un mal previo intenso ante cambios de temperatura o de postura, con la aparición de inflamación (comúnmente conocido como flemón), pero también pueden ser procesos asintomáticos, con lo cual es fundamental acudir a revisiones periódicas para realizar una detección precoz «, añade Ros.

Recomendaciones si necesitas una endodoncia

Ambos expertos insisten en que se trata de una técnica con más ventajas que riesgos y con una tasa de éxito en el 90% de los casos. El único efecto negativo es la posible fractura o fisura de la pieza dental, pero no comporta ningún riesgo asociado siempre que se sigan todas las indicaciones facilitadas en consulta.

preparación previa

Antes de una endodoncia no existen medidas genéricas de preparación, sino que estas dependerán de los antecedentes médicos, el motivo de la endodoncia y los síntomas que presente el paciente, tal como comenta Castro. En este sentido, Ros señala que «en algunos casos es conveniente la premedicación con antiinflamatorios o antibióticos según el historial médico de los pacientes o el estado del diente a tratar «siguiendo las pautas y las dosis marcadas por su odontólogo.

Cuidados después de la endodoncia

Estos expertos recomiendan mantener una correcta higiene dental sin cambios después del tratamiento, aunque reconocen que es posible que los pacientes tengan la zona un poco inflamada y con algunas molestias que desaparecerán al cabo de dos o tres días después de la endodoncia. Por ello, los dentistas aconsejan tomar analgésicos para controlar el dolor y, a veces, antibióticos.

Por otra parte, en ocasiones se colocan materiales provisionales que son más blandos que los definitivos. En estos casos, Rubio aconseja «evitar los alimentos muy duros para prevenir fracturas «, así como tener» precaución mientras el labio esté anestesiado para que se pueden sufrir lesiones por quemaduras o mordeduras «.

Consejos para las endodoncias en niños

Según Castro, este tipo de procedimientos no se realizan en niños ya que tienen dientes temporales (conocidos comúnmente como dientes de leche) De manera que «el tratamiento de elección es la pulpotomía, Es decir, sacar el tejido de la cámara pulpar para eliminar el dolor «.

Si el menores tienen dientes permanentes, este especialista precisa que «suelen presentan la característica de tener ápices abiertos, es decir, las raíces no están totalmente formadas por lo que puede ser necesario realizar una técnica de apicoformación o apexogénesis para conseguir la inducción del cierre del ápice y conseguir el sellado «.

En este punto, Rubio destaca que «es fundamental la colaboración del paciente, así como la implicación de los padres / tutores no sólo en el control de esta endodoncia sino, sobre todo, en la prevención de desarrollar nuevas patologías».

Cómo superar el miedo a esta técnica

Castro y Rubio recuerdan que la endodoncia es un tratamiento indoloro ya que se realiza con anestesia local. Asimismo, ambos insisten en la importancia de confiar en tu dentista y compartir con él las dudas y los miedos relacionados con cualquier tratamiento bucodental.

Además, Rubio incide en que es un procedimiento muy predecible con una probabilidad de éxito muy alta: 9 de cada 10 pacientes no presentan ningún tipo de complicación.

Cómo cuidar tu salud bucodental

El cuidado diario es fundamental para prevenir enfermedades bucodentales y la necesidad de técnicas como la endodoncia. Para ello, estos expertos aconsejan:

  • Tener una buena higiene diaria (cepillarse los dientes después de las comidas y usar hilo dental).

  • consumir alimentos saludables (Pescado, carnes magras, legumbres, frutas y verduras).

  • Evitar productos azucarados (Bollería, refrescos y ultraprocesados).

  • Usar protectores bucodentales si practicas deportes de riesgo.

  • Acudir al dentista una vez al año para prevenir la afectación del tejido pulpar (nervios) y tratar las caries de forma precoz.



Deja un comentario